Cómo viajar con gatos

Haga que el transportín sea una parte habitual de su hogar manteniéndolo en una habitación donde esté su gato. Es la solución perfecta para refrescarse, tomar el sol y divertirse mucho. Sin embargo, al igual que con los niños pequeños, su perro puede correr el riesgo de lastimarse si no se lo supervisa adecuadamente. No todos los perros son grandes nadadores y no todas las piscinas se consideran aptas para perros.

La regla número uno para la seguridad de las piscinas para mascotas es nunca dejar a su mascota sola alrededor de la piscina. Esto tiene el potencial de ser una situación muy peligrosa. Si sabe que su perro no es un gran nadador, invierta en un chaleco salvavidas para mejorar la flotabilidad. Esto hará que tu perro sea más visible si es pequeño y puede proporcionar un poco más de seguridad. Nunca debes asumir que todos los perros pueden nadar. Algunos perros necesitan ser entrenados para nadar, mientras que otros son naturales y para otros es casi imposible.

Reconozca a qué categoría pertenece su perro desde el principio y asegúrese de tomar las precauciones adecuadas para garantizar su salud y seguridad y evitar la posibilidad de que se ahogue. Además, si su perro es mayor o tiene una lesión como la artritis, sería beneficioso asegurarse de que tenga un chaleco. Los perros deben ser introducidos al agua adecuadamente antes de que puedan comenzar a divertirse. Las mascotas se irritan fácilmente con el cloro. Al igual que los humanos, sus ojos y su piel pueden verse potencialmente agravados si no se toman las medidas adecuadas. Asegúrese de lavar a su perro con agua fresca para evitar la irritación de la piel y daños a su casa cuando el perro vuelva a entrar a la casa. Aunque pueda ser tentador, absténgase de permitir que su perro beba el agua de la piscina.

cloro y productos químicos

El cloro y los productos químicos utilizados en la piscina harán que su perro se enferme con problemas de salud como sequedad de boca o molestias gástricas, lo cual no es divertido para nadie. Muchas de estas mismas precauciones y consejos también se aplican a estanques, ríos y lagos. Aunque se declaran más seguros para los perros porque tienen mejores salidas y falta de químicos, estos lugares también pueden ser dañinos. No permita que su perro consuma agua de estanques, charcos o lagos. Estas áreas son una fuente común de parásitos que causan problemas gastrointestinales que también pueden transmitirse a otros miembros de su familia. Vigílelos de cerca para asegurarse de que no deambulen y recojan objetos dañinos, como peces muertos o vidrios rotos.

Esencialmente, cuando se trata de la seguridad de las mascotas alrededor de las piscinas, se parecen mucho a las personas. Entonces, antes de causar un gran revuelo con su mascota esta temporada, tenga en cuenta estas cosas para asegurarse de que todos en su familia tengan un verano seguro y emocionante.

La regla número uno para la seguridad de las piscinas para mascotas es nunca dejar a su mascota sola alrededor de una piscina

Esto tiene el potencial de ser una situación muy peligrosa. Si sabe que su perro no es un gran nadador, invierta en un chaleco salvavidas para mejorar la flotabilidad. Esto hará que tu perro sea más visible si es pequeño y puede proporcionar un poco más de seguridad. Nunca debes asumir que todos los perros pueden nadar. Algunos perros necesitan ser entrenados para nadar, mientras que otros son naturales y para otros es casi imposible. Reconozca a qué categoría pertenece su perro desde el principio y asegúrese de tomar las precauciones adecuadas para garantizar su salud y seguridad y evitar la posibilidad de que se ahogue. Además, si su perro es mayor o tiene una lesión como la artritis, sería beneficioso asegurarse de que tenga un chaleco. Los perros deben ser introducidos al agua adecuadamente antes de que puedan comenzar a divertirse. Las mascotas se irritan fácilmente con el cloro.

Tags

Artículos relacionados
¿La piscina es segura para sus mascotas?

The pool is a great place for your family and pets to spend their summers. It’s the perfect solution to cooling down, soaking up some sun, and having lots of fun. However, like with small children, your dog can potentially be at risk of getting hurt if not properly supervised. Not all dogs are great swimmers and not all pools are considered dog friendly.